La vispera de Todos los Santos es noche de magia